Rajashree Naik es una estudiante en tercer año de doctorado en el Departamento de Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad Central de Rajastán (India). Decidió trabajar en la conservación de los humedales tras visitar el lago Sambhar y constatar las alarmantes condiciones de degradación e invasión que allí se dan.

El lago Sambhar es el mayor lago salino interior y la puerta de entrada al desierto del Thar en la India. Es un lugar crítico de biodiversidad y un refugio para miles de plantas y animales. Desde el punto de vista económico, ha sido un lugar de extracción de sal históricamente importante que aporta el 9,86% de la producción total de sal de la India. A pesar de esta distinción ecológica y económica y de que el lago Sambhar es un sitio Ramsar, la invasión ilegal de salinas, económicamente lucrativas, ha provocado la degradación, incluso en la parte del lago que antes se reservaba para la conservación ecológica. Rajashree pudo comprobar que el 30% del lago, ecológicamente preservado, se ha perdido a causa de la explotación minera. Como resultado de ello, el lago ha sufrido una disminución de la población de flamencos y otros tipos de biodiversidad, y se ha reducido la calidad del suelo y del agua. Esta situación también constituye una amenaza para los medios de sustento de la población local, que siempre ha vivido en armonía con el lago y su ecología.

 

En su trabajo, Rajashree utiliza la teledetección para estudiar la pérdida histórica del lago Sambhar y modelizar el futuro en diferentes hipótesis de conservación. Esto lo combina con observaciones de campo para supervisar las poblaciones de aves y evaluar las condiciones del hábitat. Al interactuar con la población local, pudo constatar que ésta apoya la conservación de los humedales. Ahora trabaja con las comunidades locales y las ONG a fin de buscar medidas económicas alternativas que reduzcan la presión de invasión que representa la minería.

Rajashree considera que, en los próximos 50 años, la Convención sobre los Humedales debería mantener un equilibrio entre los sitios recién designados y los más antiguos, ya que un gran número de los sitios designados con anterioridad se han deteriorado gravemente y muchos reúnen las condiciones para ser incluidos en el Registro de Montreux. Rajashree piensa que, si se consigue este equilibrio, dentro de 50 años no tendremos que arrepentirnos de la pérdida de los humedales que estamos designando hoy. Está firmemente convencida de que se podrá alcanzar este objetivo si se involucra a los jóvenes y a la población local en la conservación de los humedales.

Puede leer más sobre el trabajo de Rajashree y la situación general de la participación de los jóvenes en la protección, conservación y restauración de los humedales en el informe de 2021 "Status, Challenges and Aspirations of Wetland Youth" (Situación, retos y aspiraciones de los jóvenes en los humedales),elaborado por Youth Engaged in Wetlands (Jóvenes Comprometidos con los Humedales).

 

Reportaje de Bidhya Sharma