Muchos de los impactos climáticos y de pérdida de biodiversidad que sufre Luxemburgo, como las inundaciones y la extinción de especies locales, pueden atribuirse a la pérdida masiva y a la ausencia de humedales. Uno de los mayores humedales del país, la reserva natural "Schlammwiss-Brill", creada por la fundación para la conservación "Hëllef fir d'Natur" con la colaboración de voluntarios, constituye un caso de gran éxito en la conservación. El humedal de Schlammwiss es el resultado de años de esfuerzos colectivos encabezados por una red de infatigables amigos y observadores de aves que se hicieron cargo de la compra de terrenos para su protección, de la obtención de fondos gubernamentales para sostener los trabajos de restauración y que cooperaron con los agricultores para restaurar el humedal y proteger una gran superficie de juncos.

Max Steinmetz, de 27 años de edad, empezó a trabajar en la Estación de Anillamiento de Aves de Schlammwiss hace 10 años como voluntario para identificar y proteger a las aves. Más tarde, como parte de sus prácticas en la universidad, desarrolló un proyecto piloto en la estación para supervisar una comunidad de aves reproductoras mediante una cartografía acústica del territorio. En la actualidad, además de su trabajo a tiempo completo en la protección de especies y hábitats en la Estación Biológica "SICONA", contribuye al funcionamiento de la estación de Schlammwiss, ayudando en las actividades de anillamiento de aves, en la educación y comunicación ambiental, en la investigación sobre la ecología de las aves y en los asuntos administrativos. Huelga decir que la conservación de las aves y la estación de anillamiento de Schlammwiss se han convertido en una parte importante de su vida.

Reflecting on the long-term future of the station, Max is convinced that the work of the station must continue once the seniors on the team won’t be there anymore to lead the work. It will require a greater commitment from the younger team members, himself included. He knows that the strong connections that the station has built through its network of volunteers over the years will help the station to continue to make a positive impact in the future. Max has observed that there are limited hands-on opportunities for young people to get involved in conservation. He strongly believes that these kinds of experiences are crucial to attract and engage young people in conservation work.

Puede leer más sobre el trabajo de Max y otros jóvenes comprometidos con la protección, conservación y restauración de los humedales en el informe de 2021 "Status, Challenges and Aspirations of Wetland Youth" (Situación, retos y aspiraciones de los jóvenes en los humedales), elaborado por Youth Engaged in Wetlands (Jóvenes Comprometidos con los Humedales).

 

Reportaje de Bidhya Sharma y Elise Allély-Fermé